Skip Global Navigation to Main Content
Skip Breadcrumb Navigation
Notas de Prensa

HOJA INFORMATIVA: Preparación para responder al virus del Zika en el país y en el extranjero

10 de febrero, 2016

Desde finales del año pasado, la Administración ha estado trabajando intensamente para combatir al virus Zika, un virus que principalmente se propaga por medio de mosquitos que en tiempos recientes ha sido asociado con defectos de nacimiento y otros desenlaces de salud preocupantes. El gobierno federal ha estado monitoreando el virus del Zika y ha estado trabajando con socios de salud pública a nivel doméstico e internacional a fin de alertar a los proveedores de atención médica y al público sobre este virus, ha suministrado análisis diagnósticos a los laboratorios de salud pública y ha detectado y reportado casos tanto domésticos como internacionales. 

La Administración está tomando todas las medidas apropiadas para proteger al pueblo estadounidense y hoy anunció que le pedirá al Congreso más de $1,800 millones para establecer un fondo de emergencia para mejorar nuestros esfuerzos actuales para prepararnos y responder al virus del Zika, tanto al nivel doméstico como internacional. En breve la Administración presentará una solicitud formal frente al Congreso.

La Organización Panamericana de Salud reporta que 26 países y territorios en el continente americano con transmisión local del Zika. Si bien aún no se ha observado la transmisión del virus del Zika por mosquitos en el territorio continental de Estados Unidos, Puerto Rico y otros territorios estadounidenses en regiones más cálidas con poblaciones de mosquitos Aedes aegpyti, ya están observando la transmisión activa. Además, algunos estadounidenses han regresado al territorio continental de EE. UU. desde los países afectados en Sudamérica, Centroamérica, el Caribe y las Islas del Pacífico con infecciones por el virus del Zika. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informan 50 casos confirmados por laboratorios entre los viajeros estadounidenses desde diciembre 2015 hasta el 5 de febrero de 2016. La llegada de la primavera y el verano trae consigo poblaciones más grandes y más activas de mosquitos por lo que debemos estar totalmente preparados para mitigar y atender inmediatamente la transmisión local dentro del territorio continental de EE. UU., en especial en el sur de Estados Unidos.

Los recursos solicitados aportarán a los esfuerzos de preparación en curso y respaldarán estrategias esenciales para combatir este virus como la ampliación rápida de los programas de control de mosquitos; la aceleración de las investigaciones relacionadas con el desarrollo de vacunas y diagnósticos; la facilitación de la evaluación y obtención de vacunas y diagnósticos; la educación de proveedores de atención médica, mujeres embarazadas y sus parejas; el mejoramiento de la epidemiología y expansión de la capacidad de análisis de laboratorio y de diagnóstico; el mejoramiento de los servicios de salud y el apoyo a las mujeres embarazadas de bajos recursos y la optimización de la capacidad de los países afectados por el virus del Zika a combatir mejor los mosquitos y controlar la transmisión. 

Todavía hay mucho que no sabemos sobre el virus del Zika y su relación con los desenlaces desfavorables de salud que se informan en las regiones afectadas por este virus. Debemos trabajar intensamente para investigar estos brotes y mitigar lo mejor posible, la propagación del virus. La acción del Congreso con respecto a la solicitud de la Administración acelerará nuestra capacidad de prevenir, detectar y responder al virus del Zika y fortalecerá nuestra capacidad para reducir potenciales brotes infecciosos en el futuro.

Departamento de Salud y Servicios Humanos - $1,480 millones

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades- $828 millones. La solicitud incluye fondos para apoyar la prevención y las estrategias de respuesta mediante las siguientes actividades:

  • Apoyar la preparación y capacidad de respuesta para el combate contra el virus del Zika en estados y territorios con poblaciones de mosquitos que se sabe que transmiten el virus del Zika, con una concentración principal en las regiones con propagación del virus en curso.
  • Mejorar los programas de control de mosquitos optimizando la capacidad de vigilancia, de epidemiología y de los laboratorios en las regiones en peligro, a fin de reducir las oportunidades de transmisión del virus del Zika.
  • Establecer equipos de respuesta rápida para limitar la posible aparición de grupos de casos con el virus del Zika en Estados Unidos.
  • Mejorar la capacidad e infraestructura de laboratorio para evaluar el virus del Zika y otras enfermedades infecciosas.
  • Implementar esfuerzos de vigilancia para rastrear al virus del Zika en comunidades y en mosquitos.
  • Desplegar estrategias de prevención y educación en poblaciones clave, incluidas las mujeres embarazadas, sus parejas y los profesionales de atención médica.
  • Ampliar el Sistema de Control de la Evaluación de Riesgo para el Embarazo de los CDC, mejorar el seguimiento del síndrome de Guillain Barré y asegurar la capacidad de establecer registros de defectos de nacimiento en todo el país a fin de detectar los riesgos asociados al virus del Zika.
  • Aumentar las investigaciones de la conexión entre la infección por el virus del Zika y el defecto de nacimiento microcefalia y evaluar los cambios en las tasas de incidencia en el transcurso del tiempo.
  • Mejorar la capacidad de vigilancia del virus a nivel internacional, ampliar los programas de Capacitación en Epidemiología de Campo, análisis de laboratorio, capacitación de proveedores de atención médica y vigilancia y control del vector en países que corren un alto riesgo de aparición de brotes de este virus y
  • Mejorar los análisis diagnósticos del virus del Zika, incluidos los métodos más avanzados para refinar el análisis y apoyar el desarrollo de avances para el control del vector.

Centros para Servicios de Medicare y Medicaid – $250 millones. La solicitud incluye un aumento temporal de un año del Porcentaje de Asistencia Médica Federal (Federal Medical Assistance Percentage, FMAP) de Medicaid en Puerto Rico, para proveer lo que se calcula son $250 millones en asistencia federal adicional para apoyar a los servicios de salud para las mujeres embarazadas que corren riesgo de infectarse o son diagnosticadas con la infección del virus del Zika y para los niños con microcefalia y otros costos de atención médica relacionados. Este pedido no establece ningún cambio sobre el programa subyacente de Medicaid de Puerto Rico y los fondos adicionales no se descontarán de la asignación actual de Medicaid de Puerto Rico. Actualmente Puerto Rico está experimentando la transmisión activa del virus del Zika. A diferencia de Estados Unidos, los fondos de Medicaid de Puerto Rico tienen un tope, lo que a su vez limita la capacidad de respuesta a estas necesidades de salud crecientes y emergentes.

Investigación relacionada con la vacunación y desarrollo y obtención de análisis diagnósticos – $200 millones Esta solicitud incluye $200 millones para la investigación, el desarrollo rápido de avances y la comercialización de nuevas vacunas y análisis diagnósticos para la detección del virus del Zika. Esto incluye fondos para los Institutos Nacionales de Salud para trabajar a partir de los recursos actuales y desarrollar una vacuna para el virus del Zika y el virus chikungunya, que se propaga por el mismo tipo de mosquito. Los fondos acelerarán este trabajo y mejorarán el conocimiento científico de la enfermedad para aplicarlo al desarrollo de herramientas adicionales que puedan combatirla. La solicitud también incluye recursos para la Administración de Alimentos y Medicamentos para apoyar el desarrollo de productos medicinales relacionados con el virus del Zika, incluida la próxima generación de dispositivos diagnósticos.

Otras actividades de respuesta de los HHS – $210 millones. La solicitud incluye la financiación para establecer un nuevo Fondo para la Amenaza Urgente y Emergente para atender el virus del Zika y otros brotes infecciosos. Estos fondos estarán disponibles para responder a las necesidades emergentes relacionadas con el virus del Zika, incluido el respaldo adicional a los estados para responder a necesidades de salud pública emergentes en caso de que las poblaciones de mosquitos conocidas como posibles portadoras del virus del Zika, migren a estados adicionales.

Además, el pedido incluye fondos de respaldo para los centros comunitarios de salud de Puerto Rico para la prevención, evaluación y tratamiento del virus del Zika, la ampliación de los servicios de visitas domiciliarias de mujeres embarazadas de bajos recursos que corren riesgo de infección por el virus del Zika y la prestación de servicios de salud dirigidos a las madres e hijos.

Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional- $335 millones

La solicitud incluye inversiones para respaldar la capacidad de los países afectados para controlar los mosquitos y la propagación del virus; apoyar la salud materna; ampliar la educación pública sobre la prevención y respuesta y crear nuevos incentivos para el desarrollo de vacunas y análisis diagnósticos. La solicitud también sería flexible en cuanto a la utilización de los fondos restantes de USAID para ébola. Las actividades se concentrarían principalmente en Sudamérica, Centroamérica, el Caribe e:

  • Implementarían actividades integradas de manejo del vector en países en peligro de propagación del virus del Zika.
  • Estimularían la investigación y el desarrollo en el sector privado de vacunas, análisis diagnósticos e innovaciones de control del vector mediante asociaciones públicas y privadas y mecanismos para proveer incentivos como el compromiso anticipado del mercado o la garantía de volumen.
  • Apoyarían la capacitación de los trabajadores del sector de la salud en los países afectados, incluso proporcionando información sobre las mejores prácticas para ayudar a los niños con microcefalia.
  • Respaldarían la salud de las mujeres embarazadas, incluso ayudando a que consigan repelentes para protegerse contra los mosquitos.
  • Establecerían campañas educativas para empoderar a las comunidades en los países afectados a fin de que tomen las medidas para protegerse a si mismos del virus del Zika como también de otras enfermedades transmitidas por mosquitos y
  • Emitirían un Gran Desafío de Seguridad Sanitaria Global que invoque a toda innovación de avanzada en el área de análisis diagnósticos, control de vectores, protección personal, compromiso comunitario y vigilancia para el virus del Zika y otras enfermedades infecciosas.

Departamento de Estado de Estados Unidos - $41 millones

La solicitud de financiación incluye el apoyo de los ciudadanos de EE. UU. en los países afectados, el apoyo médico para los empleados del Departamento de Estado en los países afectados, diplomacia, comunicaciones y otras actividades operativas. El estado también apoyará a la Organización Mundial de la Salud y su rama regional, la Organización Panamericana de Salud (Pan American Health Organization, PAHO) a minimizar la amenaza del Zika en los países afectados, mientras reducen el riesgo de propagación adicional del virus. Estos recursos apoyarán medidas cruciales de salud pública en curso, incluso la preparación, vigilancia, recolección de datos y comunicación de riesgos. Las actividades también incluirán el apoyo para los esfuerzos de respuesta contra Zika de UNICEF en Brasil; actividades de refuerzo de las capacidades diagnósticas mediante el despliegue de equipo y entrenamiento especializado.

Para obtener más información sobre el virus del Zika y las pautas del CDC para que los estadounidenses se puedan proteger a si mismos, visite >http://redirect.state.sbu/?url=http://www.cdc.gov/zika/<.